Para muchas cosas, el frío es bueno, indudablemente; ¿qué sería de nosotros si no dispusiéramos de máquinas o aparatos de refrigeración?, pero para otras cosas, como, por ejemplo, las lesiones, es necesario conocer cuándo y en qué condiciones es preciso aplicar una venda fría e incluso hielo a esa parte dolorida. En Colmun te podemos asesorar, ya seas un deportista, un aficionado o si deseas recuperarte o aliviarte de alguna dolencia. De todas formas, tus propias preferencias son las que te harán elegir una u otra aplicación ya que, por ejemplo, el calor puede que no te ayude si no te sientes cómodo con su aplicación. Y el hielo no será efectivo si odias la idea de aplicarte frío.

Pero saber algunos conceptos básicos puede ser muy útil para prevenir futuras lesiones. La regla de oro: el hielo es para lesiones recientes (agudas), y el calor para molestias musculares (o crónicas). Pero lo importante son los detalles, y hay muchos sobre los que hablar.

En primer lugar, aplicar frío es importante ya que ayuda a estrechar los vasos sanguíneos, previene que la sangre se acumule en la zona de la lesión y cause demasiada inflamación e hinchazón que puedan retrasar la sanación.

En cuanto al calor, su aplicación puede ser beneficiosa en caso de molestias musculares así como en el caso de dolor crónico porque puede aliviar el sistema nervioso, que en muchas lesiones o molestias tiene un importante papel en ese tipo de dolor. En Colmun contamos precisamente con una técnica, la Hypertermia, que permite una acción enfocada, profunda y controlada, midiendo y controlando la temperatura, intensidad y profundidad del tratamiento.

Para el dolor y la recuperación rápida de lesiones, en Colmun te ofrecemos además distintos tratamientos, siempre en función de tus necesidades y expectativas. Estamos en condiciones de utilizar desde ondas de choque y la punción seca,  hasta un tratamiento que aplica una corriente sobre el tejido inflamado y otro, el INDIBA, que se centra en acelerar los mecanismos naturales de reparación del tejido.

Otros sistemas o métodos que utilizamos en Colmun para reparar lesiones o aliviar el dolor son la mesoterapia, que utiliza fundamentalmente imanes o campos magnéticos, la terapia láser y la electroterapia. En Colmun llegamos a utilizar incluso una terapia procedente de la NASA, la tecnología VACUSPORT, que surge tras los problemas que sufrían los astronautas por el efecto de la ingravidez en sus articulaciones, músculos y vasos sanguíneos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies